martes, 11 de abril de 2006

No me nombres

A mi amigo Octavio le gusta fantasear con la idea de que un día todas las palabras y las frases van a estar registradas, de modo que se agoten y no podamos decir nunca nada más.

La idea, si se quiere, es borgeana: así como en la Biblioteca de Babel estaban todos los libros posibles, se puede pensar un Catálogo de Babel donde están todos los términos posibles. Imagínense: un mundo en que uno tenga que hablar como si caminara sobre un campo minado, corriendo todo el tiempo el riesgo de cometer plagio...

Pienso en esto cuando me entero de que el nombre Ronaldinho, tal como conocemos al crack del Barcelona, es una marca registrada de Ronaldo, el crack del Real Madrid. Ronaldo fue parte del plantel de Brasil en el Mundial '94, con sólo 17 años, y se hacía llamar Ronaldinho entre otras cosas porque en ese plantel había otro tocayo: Ronaldo Rodrigues de Jesus, a quien sin embargo se conocía como Ranaldão.

Cuando Ronaldinho apareció, se hacía llamar Ronaldinho Gaúcho, para no ser confundido. Pero ahora que ya nadie los confunde, ¿podría el 9 del Madrid prohibirle usar ese nombre en España a su compatriota de la sonrisa contagiosa? Quizás lo más curioso de todo es que Ronaldo no se llama Ronaldo, sino Luiz Nazario de Lima; en tanto que Ronaldinho sí: su nombre real es Ronaldo Assis de Moreira...

Y yo que me entero de todo esto leyendo el blog de un tal C. Vazquez...

1 comentario:

RAEL dijo...

ahora que se rumorea que el néstor y la cristina andan medio peliados, yo que él voy y registro el apellido.