sábado, 22 de abril de 2006

La estupidez pretende defender el arte, y sólo lo hace más elitista

La noche del jueves, cuando posteé la nota anterior sobre el logo surrealista-homenaje a Joan Miró de Google, no encontré el dibujo en su sitio. Supuse que ya era muy tarde, y que por la diferencia horaria el día en alguna parte del mundo ya se había terminado y que por eso lo habían retirado ya. Me llamó la atención, pero busqué el logo por allí y me olvidé del asunto. Pero no había sido tan así.

Resulta que Google tuvo que retirarlo inesperadamente a media tarde del mismo jueves, porque la Artists Right Society, que representa a la familia de Miró y otros 40.000 artistas, dijo que estaban violando los derechos de reproducción.

Qué estupidez más grande, por favor. Una vez que un medio masivo (súper masivo) toma una medida pequeñita, ínfima, para difundir una obra de arte (ni siquiera eso: para difundir un estilo artístico que recuerda a obras de arte geniales) es coartado por quienes dicen defenderlo.

Lo que en realidad hacen es contribuir a que el arte sea elitista, a que siga siendo una cosa de entendidos, a dejar afuera al vulgo ignorante. Idiotas.

(Sí, estoy indignado.)

1 comentario:

RAEL dijo...

comparto su indignación.
plagio es cuando uno asume una obra (y un estilo me parece mucho como para que tenga copyright) como propia sin avisar que pertenece a otro (Bucay, por ejemplo).

pero esto era claramente un homenaje en el día del cumpleaños de miró.

la idiotez adopta formas inesperadas, a veces. por eso es tan peligrosa.

ah... y cambie el título de su post que no es al arte a lo que defienden estos tipos: están cuidándole la platita a los herederos.